Ansiedad

La ansiedad, es una enfermedad curable, causada por el diario vivir, que te alerta de que algo está mal dentro de ti y no puedes precisar si se trata de una molestia física o emocional. Emocionalmente, la ansiedad la vives como un peligro inminente que te acecha y no sabes la causa. Lo que no te permite actuar y  paraliza tu pensamiento. Sólo adviertes un desasosiego, de ahí pasas a la sensación de que vas a enloquecer irremediablemente, y te invade un deseo de hacerte daño físico o de agredir a otros.

     La ansiedad, es tan desagradable, que quisieras morir en ese instante, con el fin de terminar de una vez con ella.  Los pensamientos sobre la idea de la muerte, se te vuelven una obsesión y no puedes evitarlos.

    La vida cotidiana, te obligan a tomar decisiones que no puedes postergar por más tiempo y ante esta disyuntiva se  presenta la ansiedad.

    Estar vivo, significa resolver conflictos y no te consideras capaz para hacerlo; primero surge una duda, después un problema entre un sí y un no, sin atinar qué hacer. Esta conducta se vuelve reiterativa, hasta que finalmente se transforma en ansiedad.


Manifestaciones

Las manifestaciones físicas de la ansiedad, no están localizadas, invaden todo tu cuerpo y pueden ser muy variadas y diferentes en cada persona. Van desde una sensación de infarto inminente, opresión en el pecho, falta de aire, taquicardia, sudoración de cuerpo o manos, desmayo, resequedad de boca, dolor de cabeza, aumento de la presión arterial, temblor, zumbido de oídos, vómito, náusea, dolor de estómago, orinar con frecuencia, necesidad de estarte moviendo continuamente y el deseo de correr para huir de lo desconocido, por mencionar las más comunes.

    Las personas están más acostumbradas a las manifestaciones físicas de las enfermedades;  contrariamente a las enfermedades emociona, se les teme, se niegan y se ignoran.

    Después de buscar ayuda para solucionar tus problemas de salud en diversas especialidades, y al comunicarte que no tienes nada, esta respuesta te hace sentirte desorientado, ansioso y optas por pensar : Entonces, ¿tengo una enfermedad muy rara, estoy muy grave,o bien los médicos que me han tratado, son muy ignorante y no saben interpretar lo que me pasa?

    En el mejor de los casos, te topas con un médico sensible, que después de escucharte pacientemente te dice: “Lo que siente es real y verdadero; pero el origen de tus síntomas es emocional y debe ser tratado por un psiquiatra”. En ese momento, debes  sentir un gran alivio a tu ansiedad; porque tu padecimiento tiene  solución.


Causas

La crisis de pánico es el grado extremo de la ansiedad. Es patológica, incontrolable, te paraliza y no sabes qué hacer ni a quién acudir. Cualquier actitud que tomes para evitar la ansiedad, al contrario la aumenta. La sensación de muerte es inminente, y por lo general tu miedo es tan grande que te hace trasladarte a un hospital para mitigar los síntomas que no son otra cosa que una crisis de ansiedad. Te suministran tranquilizantes y la ansiedad cede, al sentir la mejoría  accedes a consultar a un psiquiatra para tu recuperación total.

    Las causas de la ansiedad pueden ser de dos tipos:

  • Las que tienen su origen en alguna enfermedad física como hipertiroidismo, alguna patología cardíaca, cáncer, VIH o una enfermedad terminal.
  • Las que tienen su origen en el proceso diario de vivir, que son el 99 % de las causantes de la ansiedad.

    ¿Por qué  te esperas a tener estos cuadros tan alarmantes y pasar por todo este peregrinar, en vez de aceptar que se trata de un síntoma emocional llamado ansiedad?


Tratamiento

El tratamiento necesario es la psicoterapia tanto en las crisis severas como moderadas, lo primero que hay que hacer es encontrar los motivos de tu ansiedad.

    Al psiquiatra le toca determinar si son necesarios los medicamentos, debido al desequilibrio bioquímico en tu cerebro, te estudia en forma integral y tiene los conocimientos médicos,  para suministrar los  fármacos y el manejo de las diferentes técnicas de psicoterapia.

    El pronóstico por lo general es bueno y logras tu recuperación total. Si requieres tratamiento para ti o alguna otra persona, no dudes en ponerte en contacto.


“La Ansiedad se vive como un peligro inminente y se acompaña de molestias físicas”.
Dra. Laura Hinojosa
Médico Psiquiatra

Contacto:  Tel  5659 3420
Coyoacán D.F.