Depresión 

¿Cómo amaneciste hoy, otra vez triste? Esa tristeza que tú sientes es un síntoma de depresión, que se filtra por todos los rincones de tu alma y tu cuerpo, brotando como llanto inexplicable. La tristeza deforma tu realidad, crees que todas tus actividades cotidianas carecen de sentido, te paraliza y finalmente pierdes la alegría de vivir.

Lo que sientes es difícil de aceptar porque te avergüenza, la vinculas erróneamente con la falta de voluntad, de autoestima e incapacidad de adaptarte al medio externo. Tu familia y los que te rodean tienen una opinión errónea de la depresión, eso es un obstáculo para expresar lo que sientes y reprimes el pedir ayuda a un psiquiatra. No debes estar solo, es vital que compartas tu dolor y que sanes lo más pronto posible.

Los motivos de tu tristeza, pueden estar asociados con la pérdida de un familiar, de un trabajo, de falta de autoestima, de un amor, una enfermedad, de falta de objetivos. No te preocupes, la causa de tu depresión tiene solución.

Considero que el antídoto de la depresión es estar activo física y mentalmente. Aquí encontrarás la ayuda para curarte. 

“No es lo mismo que imagines la tristeza, a que la veas representada en una animación que sensibiliza todos tus sentidos. – por Dra. Laura Hinojosa


Síntomas de la Depresión

La tristeza, es el síntoma principal de la depresión, casi siempre acompañada de llanto. Las actividades diarias, físicas y mentales las realizas con ansiedad o apatía. Hay tendencia a dormir mucho o padeces de insomnio; poca o nula atención en ti mismo, sobretodo en el arreglo personal.

    No deseas comunicarte y te irritas con mucha facilidad; porque estás demasiado susceptible. Los sentimientos de desesperanza y de minusvalía invaden tu mente.

    Tu vida se va tornando gris, sientes que hay una causa interna para estar deprimido, la culpa se vuelve tu bandera y prefieres sufrir en silencio. Estos síntomas aumentan de intensidad día a día, sin que seas capaz de advertir su gravedad. Es como una hierba mala que te invade, y el mundo va perdiendo sentido.

    Permaneces ensimismado, aislado y no quieres ayuda de nadie. Los pensamientos sobre la muerte te rondan todo el tiempo, crees que el suicidio es una solución inmediata y merecida, lo que piensas es muy drástico para un problema que es pasajero. Sí me compartes tus sentimientos encontraremos una solución, para que inicies una nueva etapa y disfrutes plenamente de tu vida.


Manifestaciones

Si padeces depresión, puedes ser  considerada como una impostora, que finge tu padecimiento. La depresión es una enfermedad y no una elección. No es voluntaria y tiene remedio.

    Si te niegas a comer, la familia lo interpreta como una forma de manipulación y una muestra más de no querer salir adelante, y te dicen:¿Cómo vas a mejorar,si no quieres comer?

    Si no realizas ciertas actividades, te comentan: ¡Deberías hacer diferentes labores y te sentirías mejor! Los demás explican tu conducta como pereza y desidia. No estás motivado para hacer nada, simplemente porque no te interesa.

    Si estás triste, te expresan: ¡Mira a tu alrededor y verás lo afortunado que eres! La depresión, es una enfermedad que tiene sus raíces en el ser y no en el tener.

     Lo mismo sucede con cualquiera otra de las manifestaciones de la depresión. La mayoría de las personas no te entienden, no están informadas, ni saben cómo tratarte; pero se sienten con el derecho de juzgarte y darte soluciones.


Tratamiento

El tratamiento de la depresión, es una combinación mínima de cuatro elementos:

  • La psicoterapia, responde a las preguntas: ¿qué tengo, cómo llegué a estar así, y cuál es la solución?
  • Los medicamentos, son para aliviar el dolor emocional y acortan la enfermedad.
  • La actitud, es la disposición para enfrentar la enfermedad emocional.
  • La confianza y fe en ti mismo de que superarás tu problema.

Estos cuatro elementos, son indispensables para recobrar la salud emocional, no se debe privilegiar ninguno de ellos, todos son igual de importantes. El profesional que debe tratar la depresión es el psiquiatra. Erróneamente se cree que la depresión se cura por sí misma. Al iniciar el tratamiento de la depresión con un especialista la recuperación será total. ¡No te dejes vencer, inicia tu tratamiento!

Depresión: “Yo tenía un perro negro”. 

En este excelente video, sobre la depresión y simbolizado por un perro negro, se muestra por medio de una caricatura animada los principales síntomas de la depresión y cómo se manifiestan. Reconocer la depresión y pedir ayuda, es el primer paso para la recuperación. La depresión se puede prevenir y es curable.

    Me parece muy acertada la comparación con la que Winston Churchill rebautizó la depresión que él sufría, al compararla con “un perro negro”. Un perro es un animalito que nos es familiar y no nos asusta, siempre está cerca de nosotros acompañándonos, así como la depresión en su inicio, es una sombra silenciosa y poco a poco se apodera de nosotros sin que nos demos cuenta de su presencia y gravedad. Se vuelve parte de nosotros, pero con el paso del tiempo nos avergüenza de que alguien se entere de que estamos deprimidos, porque perdimos la alegría de vivir. La depresión es un maestro que nos enseña a re-valorarnos nuevamente.

    Este vídeo, fue mostrado en el año 2012, por la Organización Mundial de la Salud; con el fin de conmemorar el 10 de octubre como el día de las Enfermedades Emocionales y en especial de la Depresión, por considerarla un problema de salud pública en el mundo. Es una lástima, que ese día pase inadvertido como cualquier otro y que no se le dé la difusión que merece una enfermedad mundial que causa tantos problemas sociales, económicos, familiares y que es curable.

    Matthew Jonhstone, escritor y conferencista, quien escribió e ilustró este vídeo, pudo hacerlo magistralmente; porque él mismo padeció la depresión y la superó,  profundizando sus  estudios sobre las enfermedades emocionales, hasta la época actual.


Contacto:  Tel  5659 3420
Coyoacán D.F.