Medicamentos

    Los medicamentos que se utilizan para tratar las enfermedades emocionales, frecuentemente son satanizados. En ocasiones se refieren a ellos como veneno, que hacen daño y que no alivian la enfermedad, que embrutecen o atontan a las personas; otras veces los consideran drogas peligrosas, que causan adicción.

    La ignorancia generalizada acerca de los medicamentos es un obstáculo, para la pronta recuperación del paciente; quien verdaderamente sufre por sus síntomas, pero debido a la gran cantidad de mitos populares, se resiste a tomarlos. También existe la creencia contraria de que el simple hecho de ingerir los medicamentos, quitará mágicamente todos los síntomas y bastará con unos días de tratamiento para sanar.

    Los medicamentos deben tomarse por varios meses, porque todas las enfermedades emocionales son crónicas.  El tratamiento psiquiátrico, no debe suspenderse de manera abrupta; ya que al dejar los medicamentos, el paciente empeorará y tendrá una recaída que es peor, que el problema original. Para lograr su recuperación total, el paciente debe tomar la dosis indicada por el psiquiatra y no auto-medicarse.

    Según la severidad de la enfermedad, el psiquiatra decide sí es necesario el tratamiento bioquímico, porque existen substancias en el cerebro, llamadas catecolaminas como: la dopamina y la serotonina, que son neurotransmisores, que alteran su funcionamiento cuando existe una depresión.

    Los medicamentos que se usan son: los antidepresivos y los tranquilizantes, que acortan la enfermedad, suprimiendo los síntomas mas graves que hacen infeliz a la persona y ahuyentan las ideas suicidas.

    El profesional que debe tratar las enfermedades emocionales, es el psiquiatra porque tiene los conocimientos médicos para aliviar los síntomas físicos y los emocionales. Se cree erróneamente, que las enfermedades emocionales se curan por sí mismas.

   Los medicamentos para sanar las enfermedades emocionales no son solamente los fármacos, la psicoterapia, también es muy importante la actitud ante la enfermedad, así como tener fe, que es creer que podemos mejorar y ser una nueva persona.


Contacto:  Tel  5659 3420
Coyoacán D.F.