Aminta 27 años, soltera.

   Discutía mucho con mi novio, con el que llevaba año y medio.

Teníamos constantes problemas.

  Estaba llena de miedos, celos e inseguridades. Creíamos erróneamente que yo podía solucionar las cosas sola, que mi amor podía salvar mi relación sin ayuda. No soportaba la idea de perderlo, que me dejara. Sabía que algo no andaba bien en mí, porque comencé a tener insomnio y sufría de depresiones. Estaba completamente enojada y desesperada.

  Me sentía frustrada, explotaba ante cualquier cosa… fue cuando encontré a la Dra. Laura Hinojosa. Para esos días, creía que amar significaba que tu pareja se debería convertir en tu mundo, que yo tenía que sufrir para conseguir que él me amara.

  Estaba tan enferma que no me percataba que él ocupaba el centro de mi atención. Me volví una adicta al dolor; día con día me esforzaba al máximo para ganarme su amor, olvidándome de mi misma, entregándole todo cuanto yo tenía. Me convertí en una persona que tenía la necesidad de hacerlo feliz.

  Al final la relación se rompió; sin embargo, gracias a la psicoterapia, ahora estoy disfrutando de serenidad. En otro momento ni siquiera hubiera podido levantarme de la cama. Hoy puedo decir que estoy bien.

  He aprendido a disfrutar cada uno de mis días, a aceptar que soy única e inigualable. Sé que no puedo obligar a alguien a que me ame. La Dra.Laura me ha enseñado acertadamente que nadie es más importante para mí que yo misma y que no tengo que ganarme el amor de otro.

  Sigo en pie de lucha por mi total recuperación, dedicada completamente a mí misma, a disfrutarme, recuperando mí autoestima… no repitiendo el sufrimiento inútil, aprendiendo que el amor es alcanzable, fuerte e indestructible si está construido con bases sólidas.

  Gracias a la pasión que la Dra. Laura pone en su trabajo, el cual es totalmente impecable, puedo decir que estoy recuperando la salud y los deseos de vivir al máximo, de disfrutar de mis sueños y mis verdades llenas de poesía.